Preguntas frecuentes

Aquí tienes algunas preguntas frecuentes que nos han hecho otras personas y sus respuestas. Si después de leerlas, tienes alguna duda que quieras que te resolvamos, utiliza el formulario para hacernos tu pregunta. Te responderemos por correo electrónico en el plazo de 24 horas.

Preguntas

Respuestas a las preguntas más usuales.

¿Por qué me asusta ir al psicólogo?

Es muy frecuente que la primera vez que se asiste al psicólogo aparezcan sentimientos como temor o bien ansiedad. Despreocúpate, no te abochornes, esto es completamente normal.
Mi función, la tarea del psicólogo, es recoger esos sentimientos, hacerte sentir lo más cómodo o bien cómoda posible, se trata de crear un buen vínculo, hacer que ese instante concluya siendo agradable. Nunca se debe juzgar ni disminuir al mínimo el problema.
Cuando alguien se resuelve a asistir al psicólogo lo hace con la idea de solventar aquello que le hace daño, que le daña y le tortura. Es mirar de frente lo que nos duele, con que estos sentimientos de vulnerabilidad brotan con sencillez. Como resulta lógico, la idea es que la terapia conduzca a que deje de hacerlo, no obstante, sabemos que abordarlo, hablarlo, enfrentarlo, puede provocarnos el malestar de hacerlo perceptible y consciente.
El paso inicial para el cambio, es reconocer que algo no marcha bien. El segundo, solicitar ayuda. Los dos son 2 actos que implican gran entereza, pues el valor solo existe frente al temor.

¿Psicólogo o psiquiatra?

Psicólogo y psiquiatra son 2 profesionales vinculados de manera estrecha, pues su área de trabajo es la salud mental, el bienestar mental del paciente. No obstante, somos profesionales diferentes y compatibles.
El psiquiatra es un médico experto en salud mental, que se encargará por ende de los procesos mentales desde la perspectiva de la medicina, haciendo empleo a veces de la prescripción de medicamentos y con un tratamiento centrado en síntomas y síndromes.
El psicólogo te va a ayudar a identificar qué produce tu sufrimiento (los pensamientos, las conductas y las emociones). Mediante unas pautas, desarrollarás las estrategias y herramientas que van a hacer que el funcionamiento, estado anímico, y nuestros pensamientos sean más edificantes y positivos.
A veces va a ser conveniente que el paciente recurra a los dos profesionales y en otras, el tratamiento psicológico va a ser suficiente por sí mismo. En todo caso, jamás son incompatibles.

¿Cuándo acudir al psicólogo?

Cuando advirtamos que uno o bien múltiples problemas bloquean nuestra vida impidiéndonos disfrutar de sus aspectos positivos y agradables, es el instante de solicitar ayuda profesional. Retardarlo puede agudizar un inconveniente que atendido a tiempo puede ser resuelto más simple y velozmente. En ocasiones, nos creemos independientes, creemos que vamos a ser capaces de “salir de ésta”, y que lo que precisamos es, sencillamente, tranquilizarnos y darle tiempo al mismo tiempo. Mas estamos equivocados en tanto que el tiempo no arregla nada; más bien puede agudizar la situación.

¿Cuánto dura el proceso?

Depende, existe la posibilidad de preguntar al psicólogo por un aspecto específico de tu vida o bien por un inconveniente puntual. Ejemplos de este género de consulta serían, primera crisis de ansiedad, un inconveniente laboral específico, una solicitud de consejo sobre de qué forma explicar a los hijos el divorcio de los progenitores, etcétera
Si tu consulta es más extensa, o bien quieres solventar un problema que afecta a múltiples áreas de tu vida, la duración va a depender de factores distintos como son la frecuencia o bien la intensidad del trauma y ciertas peculiaridades de personalidad del paciente.

¿Son todos los psicólogos iguales?

Existen, aparte de las obvias diferencias entre las personas, diferencias en las corrientes o escuelas psicológicas de las que provienen. En este centro utilizamos una corriente constructivista inspirada en la psicodinámica.  Esta corriente hace énfasis en la responsabilidad del sujeto sobre su malestar y en el respeto a la elección de vida que cada persona hace.

¿Está colegiado el psicólogo que me atenderá?

Sí; es preciso estar colegiado para ejercer como psicólogo. Todos y cada uno de los terapeutas del centro están colegiados en el Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León.

¿Es confidencial?

Si. La confidencialidad de la relación entre paciente y profesional es uno de los deberes del ejercicio profesional. La confidencialidad consiste en no propagar los datos del paciente públicamente o bien trasmitirlos a terceros, sin el permiso del interesado.

¿Me curaré?

Hay problemas psicológicos que remiten en su totalidad, y otros en los que el propósito ha de ser reducir la intensidad, la frecuencia y el recorrido del malestar. Lo primordial es que las personas sepamos lo que nos pasa, por qué razón nos pasa y tengamos recursos y estrategias para encarar los distintos momentos y situaciones así como el malestar de forma autónoma.

¿Cómo son las sesiones?

La sesión es una conversación entre dos personas, el psicólogo y el paciente. Se trata de encontrar cual es el problema y mediante diversas técnicas entender su origen y poder plantear una reformulación del mismo.

¿Cuánto dura una sesión?

No hay una duración de la sesión predefinida. No se trata de estar un tiempo fijo hablando sin rumbo. En las sesiones se trata de obtener un resultado que puede llegar al poco de empezar o tras pasar mucho tiempo, por lo que el tiempo se adapta cada vez. Lo que sí está prefijado es el precio de la sesión que será pactado de antemano.

¿Qué tengo que contarle por teléfono al pedir una primera cita?

Puedes actuar con libertad y hablar del propósito de tu consulta o bien simplemente pedir una cita. No conviene que des demasiados detalles, pero tampoco es necesario que seas telegráfico. Si te preocupa no saber qué decir, no se te pedirá más información que tus datos de contacto.

Llamadme ahora